Los pendientes de novia

“… algo de historia sobre la importancia de la perlas como ornamento imprescindible en joyeria a lo largo de los tiempos…”

Las perlas han sido apreciadas por el hombre desde la más remota antigüedad por su delicada belleza, siendo su escasez la causa fundamental de su extraordinario valor. Desde tiempos remotos, las perlas se han combinado con diamantes, oro blanco y platino creando verdaderas obras de arte en joyería de diseño, y adornando con sublime belleza las coronas de todas las monarquías de la historia.

Hay una leyenda que cuenta como Marco Antonio apostó con Cleopatra quién daría el banquete más caro de la historia. La noche del banquete la mesa estaba con los platos vacíos. Cleopatra reclinada cogió un plato y una copa de vino. Cogió una perla enorme de sus pendientes y la bebió junto con el vino. Marco Antonio asombrado ni siquiera replicó y dió como ganadora de la apuesta a Cleopatra. Curiosamente las perlas eran un regalo de los Reyes de Oriente antes de que Egipto fuera conquistado por Roma y para Cleopatra no tenían mucho valor.

Hoy, en pleno siglo XXI, la perlas son imprescindibles para ser lucidas por todas las novias el día de su boda. Con diamantes o sin diamantes, en joyas de oro blanco o platino, esféricas o en forma de perilla…las perlas constituyen el complemento ideal y representan, a nivel simbólico, pureza y sensualidad…virtudes atribuidas a las novias.

A la hora de escoger las perlas para realizar pendientes de novia, hay que tener en cuenta diversos detalles. El primer criterio es la calidad, esencial para determinar su valor. Lo aportan el lustre y el resplandor. El segundo criterio de calidad es que posea una superficie limpia, pues será ésta la que mejor se adaptará a un pendiente de novia de joyería de diseño. No obstante, es raro encontrar una perla, que surja sin imperfecciones en la superficie. Las perlas de forma irregular se llaman perlas barrocas. Por la forma, las más valoradas son las perlas esféricas, y también las más utilizadas en joyería de diseño junto con el oro y los diamantes. Hay que destacar, que igual que ocurre con la joyería de oro y de diamantes, las perlas de mayor tamaño también son las de mayor precio. En cuanto a colores el más frecuente y apreciado es el blanco, pero se ven de color negro, gris y hasta de color chocolate. Estas últimas, se combinan normalmente con joyas de oro rosa y diamantes.

Los modelos de pendientes de novia se han diseñado a lo largo de la historia como pendientes largos. Diamantes engastados en oro blanco y oro rosa, formando delicada joyería de diseño, perlas engarzadas en platino, joyas de diseño destinadas y diseñadas para satisfacer cualquier tipo de necesidad y estilo. Los pendientes de novia en forma de lágrimas son los más comunes y los más utilizados en los países latinos.

Design be inventia
Facebook Twitter Google+